Bandera de Escocia | Origen de la bandera de Gran Bretaña

La Bandera de Escocia actual es la Cruz de San Andrés o Saltire. En este artículo aprenderás cómo es la bandera escocesa, cuál es su simbología y su significado, y qué historia hay detrás de la enseña nacional de Escocia.

Antes de centrarnos en la insignia escocesa, hablemos un poco del país y sus orígenes.

 

Escotos y Pictos: Caledonia, Scotia y Alba

Escocia ocupa la parte norte de la Isla de Gran Bretaña. Durante la época romana este territorio no llegó a ser dominado por las legiones. De hecho los romanos levantaron dos muros para evitar los ataques a Britania por parte de las belicosas tribus celtas: el muro de Adriano y, más al norte, el muro de Antonino. La zona entre los muros recibió el nombre de Caledonia.

escocia scotia alba caledonia muro adriano antonino

El territorio exterior al muro de Antonino lo habitaban dos tribus celtas:

  • En el oeste estaban los escotos. Eran colonos celtas provenientes de Irlanda (Hibernia en latín). Los romanos llamaron a esta región Scotia, la tierra de los escotos.
  • El norte y el este estaban ocupados por los pictos, otra tribu de origen celta. Recibieron este nombre de los romanos por su costumbre de pintarse el cuerpo. Los pictos son los habitantes primigenios de Alba, el nombre gaélico que ellos daban a Escocia.

El área que habitaban estas tribus es conocida como Highlands, las Tierras Altas de Escocia. Un territorio con unas condiciones duras donde crece el cardo. Esta flor es la que se convertirá en un símbolo de Escocia y a ella se refiere el lema nacional de los escoceses “Nemo me impune lacessit”, cuya traducción del latín es “nadie me ofende impunemente”. Esto nos da una idea de la idiosincrasia escocesa y del orgullo que sienten por su país y su independencia.

La Cruz de San Andrés: Escocia contra los Anglos

En el siglo IV ya se ha extendido el cristianismo entre los pictos y escotos. Cuenta la leyenda que, en esta época, las reliquias de San Andrés llegan a territorio picto. En el S.I este santo fue crucificado por los romanos en una cruz aspada (saltire), y como Apóstol de Jesús recibe gran devoción por parte de los escoceses.

escocia historia san andrés
Martirio de San Andrés en una cruz aspada

En el S.V culmina la retirada de Roma y desde ese momento Britania fue ocupada por tribus de origen nórdico: los sajones y jutos al sur y los anglos al norte.

Los anglos entran en conflicto con los pictos y en el año 832 se enfrentan en Athelstaneford en la región de Lothian. Los pictos, apoyados por los escotos, están en minoría frente a los anglos. Pero según la leyenda, al rey picto Angus II se le apareció San Andrés asegurándole la victoria. Durante la batalla, en el cielo azul aparecieron unas nubes con forma de cruz aspada, lo que motivó a los guerreros escoceses para derrotar al ejército anglo.

Este hecho se conmemora como el nacimiento de la bandera de Escocia y así es evocado en Athelstaneford.

La Bandera de William Wallace y Robert The Bruce

A finales del S.XIII y mediados del S.XIV los ingleses invaden el reino de Escocia y comienzan las guerras por la independencia. Es la época de William Wallace, inmortalizado por Mel Gibson en Braveheart. Es el comienzo de la lucha por la libertad de los escoceses frente a Eduardo I “Longshanks”.

En batallas épicas como la del puente de Stirling, los hijos de Escocia defendían su independencia con el grito gaélico ¡¡Alba gu brath!! (Escocia para siempre).

Tras la muerte de Wallace, un ejército de 6000 escoceses, bajo el mando de su rey Robert The Bruce, se enfrentó a una fuerza de 20000 ingleses en Bannockburn en 1314. A pesar de estar en clara inferioridad y tras luchar durante dos días, los escoceses salieron victoriosos, consiguiendo la libertad y manteniendo su independencia frente a Inglaterra.

Tras esta batalla, San Andrés es nombrado santo patrón de los escoceses y su cruz sobre el fondo azul celeste es elevada a bandera nacional de Escocia.

Acta de Unión: la bandera de Escocia relegada

Durante casi 400 años la cruz de San Andrés, junto con el estandarte real del león rampante fueron los símbolos de Escocia. Pero pasan a un segundo plano cuando en 1707 se firma el Acta de Unión con Inglaterra y se crea la bandera de Gran Bretaña. Sobre esto profundizaremos en otro artículo.

La Bandera Escocesa toma impulso

Desde mediados del S.XIX comienza a desarrollarse un movimiento independentista en Escocia que adquiere mayor relevancia durante el S.XX y que pretende volver a la situación previa a la unión con Inglaterra. Se han celebrado tres referéndums: en 1979, 1997 y 2014, en los que el apoyo a la independencia ha ido en aumento.

En 1998 se restableció el Parlamento Escocés, y una de sus primeras medidas fue la de modificar la bandera de Escocia a la versión que se usaba antes del Tratado de Unión, con un color azul celeste. Así hoy en día conviven dos modelos de Saltire, la del Parlamento de Escocia en azul claro y la del Reino Unido en azul marino.

Está por ver cómo se desarrollarán los acontecimientos a nivel político y cómo afectará el brexit a las relaciones de Escocia con el resto del Reino Unido. En cualquier caso, los escoceses y escocesas se sienten unidos bajo la misma bandera azul que, ya en el pasado, les inspiró para ser libres: la bandera de Escocia.

bandera de escocia murrayfield